La vecinita

junio 19, 2020 | 0 Comments | Caye

Lo que le gusta a mi vecina meterse en las conversaciones y vidas del vecindario. Como le gusta cuchichear de todo lo que oye por el patio de luces. Ella es la típica que siempre dice “Si yo tengo cristal doble y no oigo nada”.

Luego vienen las preguntas de ascensor a mí y a mi mujer, en plan yo que pasaba por aquí pero de paso intento sacar un poco más de información. Yo que ya le he pillado de que pie cojea, me dedico de vez en cuando a mandar mensajes desconcertantes, de esos que mosquean, me decido a llamar a mi mujer por otros nombres y a decir cosas sin sentido. Para darle un poco de sal a la vida del edificio.

Con el tiempo me he dado cuenta que este tipo de vecinas están en todos los lugares, los y las que te dicen pero si yo no tengo redes sociales y se dedican a cuchillo a criticar como si no hubiera mañana todo lo que publico, más curioso me resulta cuando me quedo a gusto escribiendo algo que me ronda la cabeza en el bacalao y de repente son todo mensajes a mi alrededor en plan ¿y esto a cuento de que lo estará escribiendo?, ¿está hablando de mí?… eso es que esta en la crisis de los cuarenta y tantos.

Vamos a ver si de una vez nos vamos enterando, escribo lo que me da la gana, me meto con quien me place, lo único que busco en ciertos momentos es griiiiitaaaaaaaaar con las palabras, y tranquilos y tranquilas “vecinas” las protagonistas de todo esto no sois vosotras soy yo lo primero y lo segundo lo que me da la real gana.

Buscaros una vida porque la mía ya la vivo yo.

¡Hombre ya!

Caye

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *