Confinados

mayo 8, 2020 | 0 Comments | Caye

Ayer fui a la oficina por primera vez desde hace dos meses. Desde hace ya muchos año que la mayoría de días trabajo desde casa, haciendo dos o tres días de oficina, principalmente para reuniones con clientes. Así que para mí esto del teletrabajo no me ha pillado a pie cambiado. Lo tengo todo controlado y organizado para no entrar ni escuchar las llamadas del lado oscuro.

Las calles vacías, la autovía solo camiones, entrar por la puerta y ya señales por el suelo de esperar aquí su turno, guardamos las distancias y llevo mascarillas y guantes, me doy cuenta que necesito hablar con la gente en persona. Una horita de reloj todo en su sitio y a buen recaudo.

Que suerte me dicen muchos de los que conozco, tú al menos estas en casa. Y no tienes que ir a trabajar con lo peligroso que es en este momento por los contagios.

Si pero yo también les digo una cosa, estate tú en casa con dos niños de 9 y 12 años, con sus tareas, con sus preguntas y con sus miedos. Sé que hay más vida aparte de las tereas de mis hijos y de las clases por Teams, sinceramente yo no sé cómo no me han mandado ya a la mierda con tanta presión para que hagan los deberes que hay que enviar escaneados, profesores que no tienen ni idea de cómo funciona todo esto de las plataformas digitales pero ellos siguen exigiendo, son los que menos pero imaginaros que en casa porque tenemos un ordenador cada uno, pero yo sé de gente que tiene que dejar de trabajar para que sus hijos hagan la conexión por Teams. Entiendo los agobios y entiendo a los profesores. Pero a los que más entiendo son a mis hijos.

Hay un arma secreta que amansa a las bestias y tranquiliza a los padres por igual,muchos pensareis que un buen libro, pues no, se llama Fornite, tu antes como mucho y con suerte tenías una Sega Megadrive ahora ellos juegan a que si un creativo, que si estas campeando, eso son boots, head shoot, la burbuja, que si tienes vendas, minis o que si esa Skin es exclusiva. Yo la verdad que intento entenderlos, pero más allá de mi comprensión está el momento de paz que hay cuando están jugando, se de niños que hacen jornada laboral en Fornite, que están en clase y en otras pantallas jugando al jueguecito.

Pero bueno hay que reconocer que si quieres paz y tranquilidad déjales jugar un poco a Fornite para que el confinamiento no sea tan duro. Y puedan hablar tranquilamente con sus amigos.

Caye

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *