Senyor pirotècnic…espere que voy!

junio 19, 2019 | 0 Comments | Coco

Debo confesar que de las Hogueras de San Juan lo he vivido casi todo. Desde la emoción por las ofrendas, cremás, barracas, bañás, correfocs, mascletás, noches de fuegos, pasando por la coca amb tonyna, les bacores y la frase mágica “Senyor pirotècnic!”. En resumen, no he sido festera oficial pero sí oficiosa. Y después de tanto años practicando “este deporte” puedo decir que he encontrado un espacio en el que, aunque pueda parecer lo contrario, me relajo.
Es de mis épocas favoritas del año. Esa en la que me siento más yo. Y, aunque no todo vale, me libero de esa gente que no me aporta (fuera presión y postureo) disfrutando de lo que me da la gana y haciéndolo sin esperar ningún tipo de aprobación, sólo pensando que es…“el sitio de mi recreo”. A estas alturas de la fiesta, he vivido y aprendido lo suficiente como para saber qué es lo que quiero y qué no.Y es que, por mucho que lo intente, al final son esos momentos los que me llevo pa mi pa siempre. ¿Preocuparme por lo que pasó? ¿Preocuparme por quien me decepcionó? ¡Hace mucho que le perdí el miedo a todo eso!
Las Hogueras son un estado de ánimo en el que me concedo el lujo de liberarme, de no hacer lo que no me apetece.Ya nadie va a venir a decirme qué está bien y qué está mal. ¡Faltaría más! Sólo yo y mi experiencia tienen licencia para reñirme, porque, como decía mi tía Pili “hija, cuanto más vieja, más historietas y tú…más auténtica”. Así que, gracias a los sabios consejos de mi tía, sé que un año más me esperan momentos mucho mejores que aquéllos que dejé atrás. Soy disfrutona. Y, precisamente por eso, una es feliz mucho más con las sorpresas que se esconden detrás de cada esquina.
Conclusión: nadie debería tomarse a sí mismo demasiado en serio. La vida está para no perderse ni un sólo plan…

Senyor pirotècnic, espere que voy!

P.D.: ¿Sabéis qué? Que, al fin y al cabo, lo que de verdad me importa es que cuando vea mi reflejo en un cristal…me guste lo que veo. (Otra lección de la tía Pili y la verdad, relaja muchísimo saber esto).

 

Coco.

La fotografía lo dice todo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *