Ocho horas

mayo 1, 2017 | 0 Comments | Reyes

” Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa “, esta es la reivindicación que se llevaba a cabo en la Revuelta de Haymarket, que ha dado origen a la celebración del primero de mayo como el día internacional de los trabajadores.

Dos siglos después, esta reivindicación sigue sin cumplirse. Si, ya se que en nuestro país y sobre el papel, lo de la jornada de trabajo de 8 horas existe, pero no es real en la gran mayoría de los casos.

No es real en muchos trabajos en los que existe la norma no escrita de que el que más tiempo calienta la silla, mejor reputación consigue. No es real en el caso de los autónomos, ni en el de los empresarios… No es real en el caso de los pequeños empresarios, esos que son pequeños por el tamaño de sus negocios, pero que son grandes por su capacidad de enfrentarse a las dificultades que se encuentran cada día para poder seguir manteniendo su empresa a flote.

Lo de las jornadas de ocho horas en países en vías de desarrollo, es harina de otro costal. Allí no existe el día del trabajador, ni siquiera tienen derechos, solo obligaciones, que empiezan en el momento en que son capaces de desarrollar una tarea, tengan la edad que tengan, y mientras que puedan seguir desempeñándola. Ni formación ni jubilación, allí solo existe el trabajo.

Volviendo a nuestro entorno cercano, lo de las ocho horas para casa, no podemos cumplirlo por mucho que lo intentemos. Si contamos el tiempo de ir y volver del trabajo, el de comer y cenar, poner la lavadora, tender, cocinar, recoger, hacer la compra… puede que esa jornada sea incluso más productiva que la del trabajo, pero te digo yo que no ocupa 8 horas… dependerá de cada uno y sus horarios y de las obligaciones que tenga, pero a mi no me salen las cuentas.

Respecto a lo de las 8 horas para dormir… Ains! Ójala fuera cierto… ocho horas y del tirón! Nunca encuentro el momento de irme a la cama, por muy cansada que esté, y cuando el despertador manda, olvídate de seguir durmiendo.

Solo me queda desearte un feliz día del trabajo, si lo tienes, y si no, suerte para encontrarlo y paciencia para mantenerlo.

Reyes

Fuente de la imagen: Pinterest

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *