Morir…de sobredosis

noviembre 20, 2019 | 2 Comments | Coco

Ni me acuerdo qué día del calendario fue.
Sin cursiladas ni rodilla en el suelo. Tampoco hubo anillo ni cena romántica para dos. Él y yo solos en la sobremesa de un sábado, telefilme incluido, y sentados juntos en el sofá de mis padres. Sin numeritos de película ni frases para el recuerdo. Sólo una, la más importante: “¿Te quieres casar conmigo?”.
Era…la frase. Esa que levanta ampollas entre algunos. Esa que se agarra al estómago. Y nadie como él, con ese vozarrón que Dios le ha dado, para expresar tan bien en palabras sencillas algo tan complejo.
En aquél momento lo de la boda me pillaba lejísimos porque hacía nada que Santi había vuelto después de unos años trabajando fuera. Pero nos dio igual. Se convirtió en una nueva aventura…¿para toda la vida?
Sentimientos, decisiones, renuncias. ¡Un batiburrillo de vibraciones y demás escalofríos, oiga!. De nada sirve negar lo innegable. “Te pido que tengas paciencia. En el peor de los casos, lo que no nos mata nos hace más fuertes y de todo se aprende ” nos repetíamos una y otra vez.
Y así fue. Se trató, como en tantas otras cosas, de una cuestión de tiempo.
No todo fue perfecto en esos “viejos tiempos” pero, al cabo de tantos años, seguimos enamorados. Aún nos emocionamos pero…de otra manera. Ahora es un amor maduro, cómplice, viejo, generoso. Sólo cosido a base de esfuerzo y trabajo. Y sin abusar de los “lo siento” y abusando de “muchas gracias”. Buscando soluciones. Resolviendo problemas. Sigue siendo un amor para siempre, dándonos mil y una oportunidades…¡y las que nos quedan!
Nunca nos dijimos adiós y, de momento, la cosa sigue pintando bien. Creo que todavía nos quedan muchos besos y abrazos pendientes porque, en las cosas del querer, hay que morir de sobredosis de todo eso.
Es el nuestro un amor con memoria pero sin nostalgia. La nostalgia, para mi, es una trampa. Útil pero tramposa, creedme. La memoria sin embargo está hecha de recuerdos y, al final, el mejor recuerdo es poder revivir ese momento todas las veces que quieras.

Y así año tras año, pasito a paso, recuerdo va recuerdo viene, el 22 serán…¡22!

Coco.

Info de la foto: ¡Me encantan los fotomatones !

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

2 Comments

  1. Posted by Sara Moros on

    Qué maravilla, amiga!!! Qué afortunados sois de curraros vuestro amor a golpe de pasito a pasito. Os quiero. A los dos. Sois preciosos por separado pero juntos sois una joya imposible de tasar!!!
    Que sigáis enamorados para siempre!!!

    • Posted by Coco on

      ¡Mira quién fue a hablar!
      He aprendido mucho del amor viendo como Pablo y tú habéis luchado por el vuestro frente a todos, contra viento y marea.
      El vuestro sí es un amor fuerte. Y detrás de amores así…vienen los demás.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *