Mirar a los ojos

junio 3, 2016 | 0 Comments | Caye

Es la hora de salir a tomar algo, ya que llevo más de dos horas de tirón mirando la pantalla del ordenador, lo primero que hago es coger mi teléfono móvil ya que no se vivir sin él.

Llego a la cafetería de todos los días y Mari con una sonrisa me pregunta que si lo de siempre, yo le contesto que si y le sonrío, de repente miro hacia el ventanal y están ella y el, una pareja no deben llegar a los treinta años el con un look hipster muy bien cuidado, ella perfectamente conjuntada, parece sacada de la última entrada del blog de la mujer de David Bustamente. Son asiduos de hora y de lugar, nunca he hablado con ellos, ella lo disimula muy bien pero la delata la forma de tocarse la barriguita, pronto serán papás. A simple vista una pareja moderna, pero todo lo que os cuento no es lo que me sorprende, siempre están sentados igual, uno enfrente al otro, lo que realmente sí que me sorprende es que entre las miradas de los dos se interponen dos iphoe 6s uno en rosa oro y otro en gris espacial.

Si me llama la atención que el rato que están almorzando, no intercambian ni una sola palabra y están dale que te pego con el telefonito, ya sé que yo no soy el mejor ejemplo con todo esto pero esos momentos me gusta hablar, escuchar y mirar a los ojos.

Yo pienso que la mirada es la forma más intensa de comunicación no verbal.

A mí me pone de los nervios cuando una persona no me presta atención  cuando le hablo, de una manera u otra todos lo hacemos pero párate a pensar cuantas veces lo haces con las personas más importantes de tu vida.

¿Cómo vas a empatizar con el que tienes enfrente si estas mirando fijamente al teléfono móvil?

No hay nada que le haga ver a otra persona que nos importa mucho más que mirarla a los ojos mientras hablamos. Le deja claro que lo que te está diciendo nos interesa de verdad.

Para mí todo esto significa cerrar el portátil, silenciar o dejar olvidado el móvil, y sobre todo dedicarles tiempo y atención a las personas que me importan, ya que sobre todo a los más pequeños les estaremos dando ejemplo.

Y sí, yo todavía creo en mirar a los ojos.

Caye

Fuente de la foto Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *