METAMORFOSIS

febrero 5, 2020 | 0 Comments | Coco

¡Febrero también es un buen mes!

Aunque enero “le haga sombra” y marzo mire hacia la primavera, febrero tiene su punto. Ahora, más que nunca, los matices son importantes. Ahora sientes cómo todo empieza a cambiar. Hablo de cosas sencillas pero con él, con febrero, llegan la metamorfosis y los cambios. Cambios que nos hacen más fuertes aunque nos dejemos un trozo de piel (y del alma) en cada uno de ellos…

Febrero es el “más pequeño de la familia”. El mes que, a veces, se queda sin luna llena pero te regala…una hora más de luz. Con él volvió Phil, la Marmota de Pensilvania, para contarnos cuan largo será el invierno este año. El “mes loco” lo llaman. De anocheceres tardíos, unos años llega de vestido de frío intenso y otros nos lleva al sofoco. (Ya lo dice el refrán: “En febrero loco, ningún día se parece a otro” y, si no se puede hacer nada contra la fuerza de la naturaleza, hagamos caso).
¡Hola febrero y adiós cuesta de enero! Fue más sencillo de lo que pensaba, aunque para algunos la verdaderamente dura es ahora. Así que, pasados los números rojos, ¡ten el pasaporte siempre a mano! ¡Febrero tiene escapadas a las que no podrás renunciar!
Y… ¿si afrontas febrero con ese “mañana empiezo la dieta”? Al fin y al cabo aún quedan restos navideños en algunas despensas. O mejor aún, apuremos los últimos platos de cuchara e intentemos a decir adiós a las castañas (si puedes)… ¡no todo va a ser lechuga!
Febrero siempre llega a casa repleto de celebraciones. Cumpleaños de unos y fiestas de otros son la excusa perfecta para celebrar. Trae “El Carnaval”, las chirigotas y sus colores, la Candelaria, San Blas y San Valentín (o “la Noche Vieja del Amor”, como le llaman por ahí). Es el mes del amor y, esta vez, estamos de suerte. Este año febrero trae un día más…para quererte.

Susana dice que cada mes es una mudanza. Y tiene razón. Porque aunque no nos demos cuenta, cada día de cada mes son parte de su guion, de su “presentación, nudo y desenlace”. Viene a ser algo así como una serie con 12 temporadas. Y comprender todo esto ayuda a entretenerse con los pequeños detalles. Detalles que no serían importantes si no fuera porque al verlos caemos que, aunque sea por un segundo, estamos vivos.

Hay más razones, por supuesto. Se aceptan sugerencias. Pero mientras esas llegan… ¡la felicidad manda!

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *