Me copian, luego existo.

mayo 18, 2015 | 0 Comments | Sin Categoria

Me copian luego existo, y además es señal de que hago las cosas bien.

He de reconocer que me da mucha rabia que me copien, ya sea en lo que hago, en lo que digo o en lo que visto. Me da rabia y mucha, así que no se me ha ocurrido otra cosa que buscarle una explicación a este tipo de comportamiento.

Está claro que todos copiamos, va en nuestra naturaleza, es la manera en la que aprendemos a hacer las cosas. Para aprender a hablar, imitamos a los que nos rodean, para aprender a dibujar, copiamos. Imitamos los comportamientos de nuestros mayores y queremos ser como nuestros ídolos.

Si, todos copiamos, y Emilio Duró nos lo recomienda para aprender a ligar: «ve a la discoteca, observa el comportamiento del que más liga, y después hazlo tú igual, si a él le funciona, ¡a ti también!»

Si, si algo funciona, es porque está bien hecho, y es indudable que la manera más fácil de hacer las cosas bien a la primera es imitando a otros que ya han triunfado, pero ¿dónde queda nuestra creatividad? ¿Y nuestro amor propio? ¿Que hay del placer de experimentar el éxito por nuestra propia iniciativa?.

No entiendo a la gente que hace de la copia su forma de vida. Son muy buenos imitadores, pero ¿que les pasaría si se quedaran sin modelo? El día en que se vean en una situación de la que no tengan una referencia, lo van a pasar mal, muy mal. No van a tener capacidad de reacción, no van a saber qué hacer para solucionar un problema y lo que es peor, no van a ser capaces de salir airosos.

Por otro lado, esos que sirven de modelos, en un principio no saben como gestionar eso de tener imitadores. No es agradable que te copien, me consta, pero nadie te puede quitar el placer de haber sido el primero en hacer algo. Tal vez hasta que has llegado a que te imiten te has equivocado muchas veces, y así has aprendido. El que viene detrás y se sube al carro se ha saltado ese paso y no podrá avanzar nunca, siempre irá a rebufo, pero no podrá adelantarte porque no está preparado para enfrentarse a lo desconocido, y tu si, ya lo has experimentado.

Este es un llamamiento a los imitadores del mundo: Sed creativos, proponeos retos, aprended por vosotros mismos. El día que experimentéis el éxito por una propuesta creativa entenderéis de lo que hablo.

Y vosotros los imitados, alegraos de ser modelos a seguir y compadeced a esas pobres almas, que no dan para más.

Reyes

Fuente de la imagen: Pinterest

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *