Lo que pasa en el barco, se queda en el barco.

octubre 27, 2014 | 2 Comments | Sin Categoria

Esta semana he tenido la “suerte” de irme de vacaciones en un crucero. Y si, digo “suerte” entre comillas, porque no se si la suerte ha sido buena o mala…

Buena suerte porque me tocó el crucero al hacer la compra en el supermercado… hace casi un año! Si, casi un año, y por diferentes circunstancias, no tuve mas remedio que elegir finales de octubre para hacer el dichoso crucero, pero claro, a caballo regalado…

Ha sido la primera vez que hago un viaje de este tipo, por tanto todo era nuevo para mi, por mucho que me hubieran contado, no tenía ni idea de lo que me esperaba… y menos mal, porque si lo llego a saber…

Y no es que el crucero haya sido un horror, no es eso, me llevo muchas cosas buenas. Lo mejor, éstos importantes aprendizajes:

  • El mejor ejemplo de integración y trabajo en equipo. El personal que trabaja en el barco y se encarga de que pases unos días fantásticos. Personas de múltiples nacionalidades, de los cinco continentes, que te hacen ver cómo es posible la integración social y racial, la convivencia de diferentes culturas y el trabajo en equipo para conseguir un fin común a parte de sus objetivos personales, ya que si te pones a pensar en la historia de cada uno de ellos, que se encuentran lejos de sus casas y sus familias, embarcados durante meses, atendiéndote durante toda la semana con una sonrisa en los labios y buenas palabras, por lo menos a mi, se me parte el alma.
  • Las personas que conoces en el barco. Hay personas que conoces por obligación (porque te asignan una mesa para las cenas y el primer día unos desconocidos se convierten en tu familia a la hora de la cena durante una semana), y otras personas que las conoces por casualidad, o por afinidad, porque coincides en las excursiones, o al compartir mesa de manera informal en un desayuno en el buffet. El caso es que conoces gente que a lo mejor vive cerca de tu casa y de otra manera no hubieras entablado una relación con ellos en la vida.
  • Importancia de la comunicación con las personas que queremos. El haberme puesto a prueba una semana sin conexión a internet ni llamadas telefónicas también ha sido interesante. Me he dado cuenta de cuánto echo de menos a mis amigos cuando no están y no puedo compartir con ellos lo que estoy viviendo, o saber qué hacen ellos. No poder mandar un whatsapp o perderte el momento en que tu prima pequeña pone fecha para su boda, te hace darte cuenta de cuán importante es la comunicación que mantenemos todos los días y a veces no valoramos.

De las cosas en las que no he tenido “Buena Suerte” mejor no hablo… Lo que pasa en el barco, se queda en el barco.

¿Quién se apunta al próximo crucero? Conmigo, que no cuenten!

Reyes

Fuente de la imagen: Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

2 Comments

  1. Posted by Lara on

    Y lo buena que fue la vuelta con desayuno en el Velódromo incluido?
    Un beso!

    • Posted by Reyes on

      El mejor día del crucero, sin ninguna duda, el domingo de llegada a Barcelona! Sólo faltabas tú!
      Nos vemos pronto


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *