¡Es lo mejor que os puede pasar!

marzo 6, 2019 | 0 Comments | Coco

¡Ay queridas amigas cuarentonas! ¡Bienvenidas! ¡Engordar el club de las “onas” es lo mejor que os puede pasar!

A “las mayores” (las cincuentonas) nos discriminan por muchas cosas: que si una arruga por aquí, que si una lorza por allá…¡No os dejéis llevar por esas estupideces! Pase lo que pase, pensad que podría ser peor.

No os traguéis el rollo ese de que el sufrimiento nos hace más fuertes. Ni malgastéis vuestro tiempo con esos miedos que nos han hecho creer desde pequeñas. Mensajes diarios sobre lo necesario que es luchar contra corriente, trabajar duro…todo eso son un arma de doble filo porque, sencillamente, agotan. Nos ponen en estado de alerta constante y con el hacha de guerra levantada de lunes a domingo, 24 horas al día. ¡NO! ¡Por ahí no paso!

Ahora más que nunca ha llegado la hora de que sigáis demostrando a diestro y siniestro que nada puede con vosotras. Y, aunque la cosa va cambiando, aún queda camino por recorrer. Ni mucho ni poco. Queda y punto.

Seguirá habiendo días, como ahora, en los que puedes con todo y habrá días que no. La realidad se impone. (Y no estoy descubriendo algo nuevo). En esos “días” acordaos del “¡ríndete!”, SÓLO si véis que es necesario, pero no obedezcáis porque sí. Equivocaros. Llevad la contraria. Que no os toquen las narices. Y si tenéis que decir “no sé”…¡adelante! ¡decidlo! Dejad de creer en vosotras (SÓLO si hace falta). Dudad. No os escondáis. Buscad detrás de las cortinas. Id a dar una vuelta. O al teatro. Silbad. Y, cómo no, poneos guapas…sólo para vosotras. Cuidad vuestra salud y vuestro amor propio. Admitid vuestra ignorancia y no le déis la espalda a lo que de verdad importa. Coged aire, etc. etc. etc. (Os contaré un cotilleo: dicen que si dices lo que piensas duermes mejor por la noche). Estos trucos son cosillas pequeñas que hacen la diferencia. Unos mecanismos muy buenos para “ajustar la maquinaria” y… seguir. Vale la pena hacerlo. Sólo hay que ponerse.

Procurad seguir sin prestarle atención a aquellos que viven en la queja continua. Esa panda de flojos no se dan cuenta que debemos luchar día tras día. Y tampoco se han dado cuenta aún que estamos de paso, que el tiempo que tenemos es muy poco y que quedan muchas cosas por hacer. Como mucho soportadles…si no podéis hacer otra cosa.

Vosotras seguid así, pegaditas a esa gente que os hacen sentir bien y que os gusta tanto. Y al resto… ¡que le vayan dando! ¡No pasa nada! Al fin y al cabo se trata de encontrarte bien. Ya sabéis a estas alturas de la película que todos tenemos nuestros caprichos, que hay personal que es puro vicio y que el que es tonto lo será hasta que se muera.

Porque como dijo una vez Gabriel García Márquez: “La vida no es lo que uno vivió. Es lo que uno vivió y cómo lo recuerda”.

 

 

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *