EN NOVIEMBRE…

noviembre 12, 2014 | 3 Comments | Coco

Y, así sin más, de pronto te dicen: “¿Ahora vacaciones? ¿Tu sola? ¡Vaya plan!”

Sí. Estoy de vacaciones. Llevo muchos, pero que muchos años (no pienso confesar cuantos), en los que tengo unos días de vacaciones durante el mes de Noviembre. Y sí, yo sola. El resto de mi gente sigue con sus rutinas habituales. Creo recordar (insisto: llevo muchos años y la memoria a veces falla) que sólo en dos o tres ocasiones hice una excepción y me marché de viaje.

Dicho esto, vuelvo a la conversación en la que se cuestionaba mis queridas vacaciones en soledad. “Sin playa, con mal tiempo, todo el mundo ocupado… ¿Qué vas a inventar?”.

No hace falta inventar para disfrutar del mes de Noviembre. Es cierto que el clima en estas fechas condiciona pero…no nos volvamos locos ¡Hay tanto por hacer!

Darle, por ejemplo, una tregua a mí otro compañero de almohada, el señor despertador. Como en todas las parejas, un respiro de vez en cuando no nos viene nada mal.

Desayunar sin prisas y mi programa de radio favorito como banda sonora. Todo a paso lento, disfrutando de ese aceite intenso que baña unas riquísimas tostadas de pan casero. Sabores olvidados.

Descubrir que todavía tengo tiempo para leer y ver esas películas que siempre dejo a mitad porque el sueño me vence, mientras por la ventana compruebo el ritmo frenético de una ciudad en plena vorágine laboral.

Perder horas ordenando fotos familiares que andaban guardadas en una caja esperando que te acordaras de ellas. Recuerdos que vuelven a tu memoria.

Relajarme con unas sesiones de pilates y disfrutar de un buen masaje. De esos que reparan hasta el alma. O una buena siesta. Dejar que tu cuerpo hable..

Callejear, pasear por lugares que no suelen formar parte de tu recorrido habitual y ahora es el momento perfecto para detenerte en ellos. Y robarles una foto. O dos. Como esta de la carnicería de mi pueblo.

Mirar y recrearme con escaparates que siempre han estado ahí y son un auténtico lujo. Un lujo callado. De esos que no  llaman a gritos pero invitan a pasar el tiempo con la nariz pegada al cristal.

Saludar a los amigos y rescatarles de sus ocupaciones para compartir un rato de risas, unas confidencias y algún que otro cotilleo. ¡Hay que ponerse al día!

Visitar museos, galerías, colecciones…arte, en definitiva. Despertar los sentidos.

¿Y por qué no un capricho? De la clase que sea: una barra de labios, un zumo recién exprimido o compartir mesa y mantel con gente de esa que merece la pena y por la que detendrías el reloj para no separarte de ella, de su conversación, de su forma de ser…

Ir al colegio a recoger a mis hijos SIN PRISAS y divertirme oyendo las últimas hazañas futbolísticas del pequeño o las aventuras adolescentes de las niñas.

Reírme sola. Y en compañía de otros. ¡O liarme la manta a la cabeza y correrme una buena juerga!

 

¿En Noviembre? Aprender de las pequeñas cosas. Cosas que importan.

 

Coco

 

Autora de la foto: Coco.

Lugar: Alcaraz( Albacete) 2014

.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

3 Comments

  1. Posted by Nuria on

    Me encantan tus vacaciones invernales, yo estoy muy a favor de desconectar cuando muy pocas personas lo hacen. Disfruta!

    • Posted by Coco on

      Gracias Nuria!!! Ya se han terminado…y deseando que llegue de nuevo noviembre. Bssss

  2. Posted by pequi on

    Y de paso…….
    El día 18 de noviembre me Felícitas por mi cumpleaños.
    Es un mes muy importante !!!!!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *