Divertíos

Marzo 3, 2017 | 0 Comments | Caye

Niños, niñas y deporte. Nos sentimos orgullosos cuando nuestros hijos hacen deporte, es divertido ver como juegan o compiten, observar cómo van mejorando y creciendo físicamente y técnicamente. Como padres somos testigos de cómo se van formando como deportistas y personas. ¿Hacemos lo mejor para ellos?

¿Quién nos enseña a nosotros como padres?

Esto se complica conforme van creciendo y pasando por categorías y siempre están ahí, es una tarea difícil y debemos poner todo, para hacerlo bien como padres. Como todo en la vida vamos aprendiendo de los éxitos y de los fracasos, pero hay un factor nuevo que se une a esto y es el cariño y el verdadero interés que tenemos por nuestros hijos. Hay veces que la mejor intención no es suficiente e incluso me atrevo a decir que la conducta de muchos padres con los mayores obstáculos para que un niño mejore su rendimiento.

Padres y madres que aplauden el fallo o la equivocación del contrario como una victoria de sus hijos.

Padres y madres que con sus palabras lo único que hacen es meter más presión a sus hijos.

Padres y madres muy cansinos que se pasan todo el día hablando de los buenos que son sus hijos.

Padres y madres pelotas que se pasan todo el día haciendo la rosca a los entrenadores para a ver si de esta manera ponen a sus hijos.

Padres y madres que ya son campeones de España sin haber empezado a competir.

Padres y madres que hacen que sus hijos tengan el pavo subido sin ser más que de quinta fila.

Para bien o para mal, los padres y madres somos básicos, pero no debemos ser los protagonistas.

Y sobre todo hacer algo que sé que a muchos les va a costar, debemos comprender cuál es nuestro papel como padres. Desde mi punto de vista son dos fundamentalmente, apoyar y ayudar. Sobre todo en los momentos difíciles que seguro que llegaran.

¿Qué significa apoyar? Que sepan que estamos muy cerca por si nos necesitan, que les escucharemos siempre cuando quieran hablar, que no les obligaremos a hacer algo si no quieren hacerlo, permitiéndoles  que tomen decisiones y sobretodo manteniendo un equilibrio emocional en los buenos y en los malos momentos, que estos últimos siempre les va a costar más conseguirlo.

¿En qué sentido podemos ayudar? Para esto me quedo con una frase que oí no hace mucho tiempo a un atleta que ganaba una de sus primeras carreras a nivel internacional y decía “mi familia es la que me pone los  pies en el suelo y eso es lo que más me ayuda en mi carrera”.

Yo desde muy pequeños siempre les he dicho lo mismo a mis hijos DIVERTÍOS.

La diversión es junto con la mejora en el rendimiento en el deporte que practican, el esfuerzo (que las cosas cuestan y que hay que esforzarse por conseguirlas) y un ambiente positivo a la hora de practicar deporte. Son los cuatro factores imprescindibles para disfrutar y que disfruten del deporte que practican nuestros pequeños.

Caye

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *