He sido dama de honor

octubre 12, 2015 | 1 Comments | Amigos

He sido dama de honor en la boda de Anita y Adri y nunca jamás llegué a pensar que algo que tanto me asustaba acabara por gustarme tanto. Ana y Adrián se casaron ayer, a ella la conozco hace 15 años, a él 5. Adrián es el responsable de que muchos de los que estáis al otro lado de la pantalla llevéis esas camisetas que con tanto cariño hacemos, porque es nuestro proveedor, pero además es un amigo como la copa de un pino.

Ana me pidió que fuera su dama de honor en su boda y yo pensaba que estaba de broma. Pero no, lo decía totalmente en serio, y claro, ¿quien le dice que no a una novia?. Y allí estábamos ayer, 6 mujeres vestidas de rosa para acompañar a la novia en uno de los días más felices de su vida (y de la nuestra).

Además me concedieron el honor de formar parte de la ceremonia y este es el texto que les preparé. Espero que os guste.

«Cuenta una leyenda oriental que  un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romperse, y por muy enredado que esté ese hilo, la personas que están unidas a él pasarán por todo lo que sea necesario para desenredarlo y encontrar a la persona que está en el otro extremo.

Conociendo a Anita y a Adri estoy convencida de que esa leyenda es cierta, porque para que un madrileño, colchonero para más señas, acabe formando parte de la federación de Hogueras (fiestas oficiales de la ciudad de Alicante) para conocer a la que hoy se convierte en su mujer… Más que de un hilo rojo estamos hablando una madeja completa.
Hoy tengo la ocasión de dirigirme a todos vosotros, y podría contaros anécdotas de ellos, como que en sus primeras quedadas como pareja con Iván e Irene, Adri siempre se ponía malo… Puede que por los nervios de las primeras citas o vete tu a saber. Pero creo que mejor me voy a dirigir a los novios, me lo perdonaréis, ¿verdad?
Adri y Anita, últimamente solo habéis escuchado quejas de nosotros…. , que  por qué os tenéis que casar en el puente para que no nos podamos ir de viaje, que por qué nos tenemos que vestir de rosa, que qué vamos a hacer dos semanas sin vosotros…
Pero hoy quiero que sepáis que todas esas quejas son porque os queremos. No se me ocurre un lugar en el mundo en el que estar hoy mejor que este, con vosotros, celebrando vuestra boda y mejor aún, como dama de honor de la novia, y lo del vuestro viaje… Pues eso, que os vamos a echar de menos y que nos dais mucha envidia.
Dice Elena que sois una de las parejas más bonitas que ha conocido (y creo que habla por todos los que estamos aquí). Nos gusta ver como os dais apoyo y os complementáis, pues según dice Irene, Ana tiene la dulzura y Adri ese punto de locura que los dos completáis con una seriedad a la hora de trabajar y de tomar decisiones que todos nosotros admiramos. Formáis con vuestro hijo Mario un equipo de 10. Una familia que nos alegra la vida a los demás y a la que esperamos poder corresponder en la misma medida.
Antes de que la novia me eche de aquí, como cuando vamos a vuestra casa, solo me queda desearos toda la felicidad del mundo y que ese hilo rojo (o rosa) que os une sea lo suficientemente fuerte como para resistir cualquier dificultad que se os ponga por delante.
Os quiero.»
Reyes
En la imagen, Anita y Adri en su casa en su último día de solteros.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

One Comment

  1. Posted by Adrian on

    Snif.. sniff.. Soy el Novio (proveedor y amigo). No podemos estar más orgullosos de tener una AMIGA (con mayúsculas) como Reyes. Porque sus palabras fueron emotivas, divertidas, cariñosas,… pero sobre todo inmejorables. Por todo esto y todo lo que has hecho, muchas gracias AMIGA. Espero que estos novios estuviéramos a la altura de tus bonitas palabras. Adry & Anita.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *