ASÍ. DE REPENTE.

marzo 11, 2020 | 0 Comments | Coco

Y así, de repente, fallas.


Como quien no sabe medir distancias y se da de bruces contra el suelo.
Tú, con tu idea de hacerlo todo perfecto, sin permitirte un sólo fallo ni un paso en falso y mira por dónde vas y la cagas.


¿Qué las cosas no salen como esperabas? ¿A tu edad y sigues así? Desde hoy te quedan 295 días para finalizar el año. Intenta no perder el tiempo con tonterías. Que cuando llegue 2021 no te quede nada por hacer. No desperdicies momentos ni malgastes tu tiempo.
Si aún no lo sabes, algún día sabrás que no eres la más lista del mundo ni la que más sabe. Y también descubrirás que hay muchísima gente a la que le pasa lo mismo. En fin…¡que aún te queda mucho por aprender! Hay caminos que se desvían de nuestro destino. Nadie está a salvo de esto y…¡qué bien!
Si lo necesitas, habla. Di lo que sientes cuando lo sientas. Callarte no siempre funciona. También vale llorar pero no te deprimas por haberte equivocado. Y, cuando te canses de llorar, empieza a respirar hondo y…¡échale huevos a la cosa!
Aquí no hay culpables a los que señalar. Así que no busques quien te consuele y sé tú mismo quien recoja todos esos pedazos que has dejado tirados por los suelos. Todo depende del qué y el cómo. En nuestras manos está qué elegir y qué decidir.
¿Esperar a que las cosas pasen o hacer que pasen cosas? Tú eliges. Si te sirve te diré que, a base de tortas, comprobarás que las cosas no pasan porque pasan así, de repente, aunque a veces no lo entendamos. Aquí todo pasa por algo. Todo es una elección. Y todo problema deja de serlo cuando es comprendido. Tal vez no aprendas esta lección a la primera pero hay que intentarlo. Siempre.

Y a lo mejor si lo intentas así, de repente, sale bien.

SÍ. ASÍ. DE REPENTE.

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *