60 MINUTOS

junio 8, 2016 | 0 Comments | Coco

Once personas. Dos equipos. Dos habitaciones. Las puertas se cierran y…¡toca salir! ¿Las armas? Una serie de acertijos entrelazados y la necesidad de trabajar al unísono. ¿El reto? Escapar de las sala en 60 minutos. Algo que sólo conseguiremos si somos lo suficientemente listos como para saber descifrar las pruebas.

La cuenta atrás comienza… ¡YA! Empieza la aventura. Toda la atención se centra en descubrir cómo demonios huir de allí. Toca buscar, encender la lógica y practicar el espíritu de equipo. El resto…olvídalo.

NO HAY INSTRUCCIONES. No sabes por dónde ni cómo empezar. Una vez dentro hay que tirar de ingenio. Se trata de ir registrando cada escondite y encontrar esas pistas que te llevan a las llaves o combinaciones de puertas y candados. Cualquier detalle puede ser útil. O no.

LA CLAVE PUEDE ESTAR EN CUALQUIER RINCÓN. Comprobar cómo el mismo objeto puede interpretarse de diferentes maneras. Todo depende de los ojos que lo miren. Colores, números, letras…Una maraña de pistas que permitirá a los mejor compenetrados, y más rápidos, alcanzar la salida. Observar, pensar, hablar, moverte de un lado al otro, volver a pensar… ¡adrenalina en estado puro!

VES A CADA UNO COMO REALMENTE ES. El juego despierta todo tipo de emociones y los equipos pasan por momentos que les dirán claramente si pueden funcionar juntos o no. Los roles que asumirán cada uno de sus integrantes permitirán descubrir quién hace el “trabajo sucio” o aquél que es un “líder nato”. Hay algo claro: No todos tenemos las mismas habilidades y… ¡es ahí donde está la magia! Saber que formas parte de un equipo y que solo uniendo las capacidades de todos conseguirás escapar del lugar.

NO TODOS LO LOGRAN. Situaciones tensas, desafíos y estrategias, en una cuenta atrás, que requieren de toda la atención para salir con éxito. Los retos no son físicos, son mentales. La fuerza no abre puertas. La inferioridad numérica de uno de los equipos es lo de menos. Hay que pensar y trabajar de la mano. Esa es la dificultad ¡Dejad los egos fuera! Y la vanidad…también.

PONTE A PRUEBA. Es hora de buscar nuevas experiencias y a veces no es sencillo encontrarlas. Bajo presión aparecen todo tipo de emociones y te olvidas de lo demás. De repente cualquier ruido puede ser una pista. Nervios a flor de piel. Escalofríos… ¡Atención a los sonidos! ¿Qué habrá detrás de la puerta?

EL TIEMPO VUELA. Mirar de vez en cuando la pantalla marcando los minutos que quedan. La mente va de un lado a otro hilando pistas y los segundos siguen contando. Los errores no detienen el tictac. Y aunque el reloj a veces parece paralizarse, a un equipo le dio caza. Tuvieron que sacarles. El tiempo sabe a poco. La aventura fue demasiado corta. La experiencia es…para siempre.

¿El final? Feliz, un maridaje de bonito y…algo más.

 

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *