Repite conmigo…

junio 30, 2021 | 0 Comments | Coco

Que el mundo está lleno de idiotas distribuidos estratégicamente para que encuentres al menos uno al día es una verdad como un templo. COMPROBADO.

¡A ver listillo! ¡Que tú tampoco eres un máquina! ¡Que todos tenemos idas y venidas y todos, T O D O S, hemos tocado fondo alguna vez! ¡Y tú también! Así que ahora no vayas señalando con el dedo ni contándole a tu colega que Fulanito está tieso o que Perenganita tiene no sé qué. No critiques al vecino porque tú también tienes lo tuyo…y lo sabes. ¡A ver si te crees que no se saben tus miserias!

¿Qué te pasa? ¿Siempre eres así o es que te dan apagones de vez en cuando? ¡Tu nivel de estupidez me deja sin palabras! Porque aquí, como en todo, hay niveles y tú te pasas todos los niveles mirando la paja en el ojo ajeno. Siempre estás al acecho y hagan lo que hagan algunos, no te importa que lo hagan genial. Te vienes muy rápido arriba descuartizando al de enfrente y destilando veneno. Y lo que te pasa es que tienes una enfermedad venenosa llamada envidia que la sufren los que te desean que te vaya bien pero no mejor que a ellos. ¡Ojo! Que conste que todos tenemos derecho a ser un pelín envidiosos pero algunos abusáis de ese privilegio. Mastica. Mastica bien, no te vayas a atragantar con tanta envidia. Descansa alma de cántaro y repite conmigo: NO DEBO METERME EN LA VIDA DE LOS DEMÁS.

Todos los seres humanos hacen lo mejor que saben, y pueden, pero sigue faltando gente que comprenda más y critique menos. Y los hay que únicamente son capaces de conocer las miserias del prójimo sin pensar por un momento en cómo son ellos realmente. Veloces en criticar a quien haga falta pero lentos para purgarse a si mismos, quieren saber de todo y de todos, hasta de lo que no les incumbe. Auténticas hienas, con la lengua más entrenada que el cerebro, y que viven ese placer morboso de ir cacareando sin parar de los demás. Así las cosas, el que puede, puede y el que no…chismorrea.

Lengua viperina: Fíjate bien lo que valen tus palabras. No te pido mucho esfuerzo, aunque sé que es tarea difícil para ti porque lo único inteligente que tienes es el teléfono. Así que si los comentarios vienen de alguien como tú, que no eres precisamente un ejemplo a seguir, se irán directamente a la basura. Porque criticar mis defectos no va a arreglar los tuyos, porque yo seré pecadora pero a mi alrededor no veo ningún santo y porque aunque dicen que ignorar es divino ¡mandar a la mierda es la bomba! (Y que conste que no te insulto. Sólo te defino)

Y otra cosita: La próxima vez que vayas a criticar a mi amiga, cuídate mucho de seguir bien las reglas del juego. No vaya a ser que la cosa se ponga en tu contra y salgas con el rabo entre las piernas. ¡Imagínatelo! ¿Qué? ¿A que no hace ni pizca de gracia? ¡Pues aplícate el cuento, bonito!

P.D.: Después de esto estoy segura un 99% que te caigo mal (más mal aún) pero también estoy segura 100% de que me importa un bledo.
Y ya puestos, espero que mejores pronto. De todo corazón.

COLORÍN COLORADO, ERES TONTO O ESTÁS TARADO.

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *