Y que te vaya bonito. O no.

enero 28, 2015 | 2 Comments | Coco

Good Bye. Sayonara. Ciao. Adieu. ADIÓS. Y adiós sin el corazón ni nada por el estilo. Simplemente ADIÓS. Y que te vaya bonito. O no. Francamente, me importa un pito…o dos. Ya me conoces. Porque han sido muchos años de compartir secretos, ilusiones, lágrimas, risas y sonrisas, sueños, aventuras, juergas, resacas, baches, amigos…momentos. Y de eso ahora no queda NADA. ABSOLUTAMENTE NADA. Como dice la canción “la vida te da sorpresas, soooooooooorpresas te da la vida…” ¿O no? Porque cuentan las malas lenguas que hay gente que pasa y gente que se queda y tú perteneces al primer grupo. De esos que te enseñan quién sí y quién NO. Así de claro te lo digo. No sé hacerlo de otra forma. Ni quiero. Y así me despido, precisamente hoy, de ti.

ADIÓS. Llegó la hora de elegir y tú ya has elegido. Vivir es decidir. Y tú has decidido…reinventarte. ¡Enhorabuena! Me han dicho que tus sueños han cambiado, que son otros. Y que te largas lejos, muy lejos. ¡Eso es de valientes! Aunque ya nada nos una, déjame decirte que la vida es más fácil de lo que crees y está llena de cosas asombrosas. ¡Déjate asombrar de una puñetera vez! Y déjate llevar. Porque la vida es eso. Es SENTIR. Aprende de esta nueva aventura que empiezas y cambia el mundo. TU MUNDO. Ese que no te ha dado el resultado que esperabas. Pero no restes. SUMA. Hazme caso por última vez. Aunque ya no signifiquemos nada. Pon de tu parte. Mira la vida a la cara. Construye. Equivócate de vez en cuando (tiene su punto y lo sabes) Si sale, sale y si no sale, empieza de nuevo. ¿Qué problema hay? ¡Que nos somos perfectos pero sí auténticos!  Y, sobre todo, si puedes hacerlo bien hazlo…mejor.

Tú decides. Ahora tienes en tu mano qué hacer. Puedes elegir no hacer nada. O pensar que el mundo está contra ti. O intentar cambiar tu suerte. La diferencia está en un paso. Y quien pisa fuerte, deja huella. ¡Y tú pisas muuuuuuuuuuy fuerte! No será fácil el camino. Pero hazlo. Es cuestión de querer.

Deja de lado esa actitud que tantas batallas (y amistades) te ha hecho perder. Recuerda que con buenas palabras se puede TODO y tú, cuando te da la real gana, sabes utilizarlas mejor que nadie . Practica el “buenrollismo” y trata mejor al prójimo ¡Cuesta taaaaaaaaaan poco!  Y JAMÁS olvides que somos lo que pensamos, lo que decimos, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer…»Muere» con las emociones puestas. ¡Hombre YA!

No sé si en algún momento, en algún lugar, volveremos a coincidir. No sé si habrá segunda oportunidad. O no. Francamente, ya sabes lo que pienso. Me importa un pito…o dos.

P.D.: Esta carta de despedida va dirigida a…nadie.

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

2 Comments

  1. Posted by Enero Lacasa on

    Ese nadie ( o todos) te estarán sin duda agradecidos!! Muy buenos consejos para quien te » importa un pito… O dos «…. Deben tener muy buen sonido esos pitos…. <3

    • Posted by Coco on

      Jajajjaja la verdad es que suenan…¡tan ricamente!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *