Y…despertaron.

febrero 10, 2021 | 4 Comments | Coco

Mi profe yogui se iba a casar en Abril. Evidentemente no pudo ser y cambiaron la fecha. Sería en Noviembre. Tampoco pudo ser. El bicho arruinó sus planes personales y profesionales, pero por el camino decidieron darle la vuelta a las cosas. El bebé vendrá primero y la boda será después. El niño nacerá el mes que viene y ya se le cae la baba sólo de pensarlo. Hasta que llegue el momento no hay día que no nos enseñe las ecografías para que veamos a su retoño mientras nos machaca a sentadillas a través de zoom (nuestro nuevo tatami).
Mi amiga Vero, una enamorada de la moda y emprendedora desde la cuna, dice que ha aprendido mucho con las diferentes crisis que le ha tocado sortear en su boutique. Es una hoja de ruta que conoce bien. Ha recibido reveses de todo tipo y este del bicho no va a ser menos. Ella le resta importancia. En el camino ha decidido seguir al pie del cañón comprando cosas bonitas para sus clientas pero con mucho cuidado para no equivocarse mucho. Mientras tanto, sueña con la llegada del primer nieto.
Ana no necesita presentación. Sus fotos lo hacen por ella. Lo lleva en la sangre. Fue su madre la que le enseñó el oficio. Toda una vida de “entrenamiento” le ha hecho que hoy esté fuerte. Ahora, como de momento no hay bodas ni bautizos ni comuniones -y mientras eso vuelve (que volverá)- ha decidido dar una vuelta de rosca y cambiar de registro apostando por San Valentín, el día del Padre o shooting para profesionales y…¡lo está petando!
Nachete acaba de empezar en el mundo de la gastronomía. Su especialidad es la japo. Sabe que la comida y los alimentos dan placer. Por eso ha decidido apostar por ofrecer experiencias gastronómicas y seguir dando placer a sus clientes a través de WhatssApp. Un mensaje y te prepara el menú que hayas elegido montado como lo presentaría en el restaurante, con los dips aparte para añadirlos al plato en el último momento y así no prescindir del máximo disfrute.

Todos ellos, y muchos más, tenían grandes sueños por cumplir pero el virus vino y les recordó, uno por uno, su fragilidad. Sus vidas cambiaron para siempre y sus planes también. Tuvieron que aceptar que todo iba a ser diferente a partir de ahora. Y que tocaba seguir adelante volviendo a demostrar toda esa capacidad de resistir que tienen e ingeniárselas para poder dar a sus clientes lo que se merecen en un escenario cada vez más limitado por las restricciones y el distanciamiento.
Ellos, antes de dar todo por perdido y tocar fondo, decidieron parar los motores pero con las ideas sin dejar de fluir. En esta situación que está cambiando el mundo, la principal lección vivida en sus carnes fue que no podían permitirse el lujo de esperar la ayuda de otros dejando que el tiempo pasara. Y…despertaron. Ese espíritu luchador tan suyo fue el que les dijo que por supuesto que tenía sentido continuar pero sabiendo que seguir adelante no implicaba una vuelta a la normalidad.

Todos ellos han dicho SÍ a reinventarse desde el aislamiento. SÍ a las nuevas oportunidades. SÍ a no dejarse llevar por el pánico y SÍ a creer en ellos mismos. Los cuatro, y muchos más, nos han demostrado que cuando no sabes qué te deparará el futuro puedes sacar lo mejor de ti mismo aunque no lo creas. Y la mejor manera de hacerlo es encontrar en otros ejemplos la fuerza que te falte, estudiando qué estabas haciendo bien y mal antes y después del coronavirus y analizando todos los escenarios posibles en lugar de limitarte a uno solo.

Cada uno, a su manera, son un claro ejemplo de que cuando vengan mal dadas, en situaciones complicadas, toca que aprendamos de nuestra experiencia, de la de los demás y reinventemos el mundo. Veremos que la reinvención es la respuesta aunque vaya de la mano del riesgo. Es…cuestión de supervivencia.

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

4 Comments

  1. Posted by ANA CORTES VELEZ on

    Como todo lo que escribe mi amiga Coco, preciso, interesante, sin rodeos, al grano, con cariño, con su hombro siempre cerca, con base, desde el corazón.
    Menuda suerte, en mi caso contar con la base de mi madre, mujer luchadora y que se reinvento mil veces, y mil veces salió adelante.
    Gracias Coco, por ver lo que ni nosotros mismos hacemos….. casi sin darnos cuenta…casi por como dices tú, cuestión de supervivencia.

    • Posted by Coco on

      Yo solo he puesto palabras a vuestro ejemplo diario. Lo demás…es cosa vuestra.
      ¡Todos mis respetos a vosotros, los supervivientes!

  2. Posted by Vero on

    Un poco tarde,,pero creo que nunca es tarde para agradeceros bacalaos, tánta dedicación y tántas palabras de aliento ,sois estupendos , y digo sois, porque me encanta leeros a los tres, me he apuntado a unas clases por las tardes para intentar actualizarme con este mundo actual online, y voy con retraso, pero guardo cada uno de vuestros post, para en ratitos domingueros deleitarme. Y hoy resulta que me habéis nombrado , hablado de mi y una vez más, sacado una sonrisa .Me habéis hecho sentir IMPORTANTE .Gracias, no dejéis de escribir!! Sois geniales!!

    • Posted by Coco on

      Nunca olvides lo IMPORTANTE que eres.
      ¡Y gracias por guarda un ratito para nosotros!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *