Una (gran) putada…

abril 15, 2020 | 0 Comments | Coco

¡He tenido la suerte de poder celebrar mi cumpleaños en cuarentena!
No hay palabras. Cómo me habéis cuidado y cómo me habéis hecho sentir con esa dosis extra de amor que recibes en tan memorable fecha me dan fuerzas para lo que me echen. ¡Habéis puesto el listón muy alto! Me siento más feliz que nunca y con más ganas de comerme el mundo que antes. Mi vida comienza ahora una vez más. No sé vosotros, pero yo no quiero arrepentirme de lo que no intenté. ¡Quiero equivocarme a lo grande!
Un cumpleaños sin mucho alboroto (globos y canción de Parchís incluidos). Los ha habido con mucho más ruido. Y aunque fue más solitario, también fue más auténtico. Un cumpleaños aprendiendo, otra vez, que los días mejores no son los planeados. La vida pasa y, aunque cuando me miro al espejo la cosa está (más o menos) en orden, te enseña que la felicidad está en esas pequeñas cosas que significan mucho más de lo que piensas, que también podemos disfrutar más cuando tenemos menos y que las cosas no son lo que valen sino como tú las valores.
He podido disfrutar de todo y de todos. Amigos y familia, fue el mejor regalo del mundo. Quienes quisieron hacerse presentes, lo hicieron. Quienes no, su ausencia ni se notó. Los cumpleaños son la gran oportunidad para volver a hablar con viejos amigos y descubrir que así pasen los años los de verdad lo siguen siendo aunque no hablemos todos los días. Esos nunca fallan. Algunos tienen una forma muy peculiar de demostrar su amor. ¡Un fuerte aplauso para los huevos de Mamen y Paco! Otros te conocen tan bien que te mandan a míster Amazon con un libro de esos que te zampas de una sentada. ¡Qué malo (y qué bueno) es conocerse querida Inés! Eso sin sumar no sé cuántas llamadas y otros tantos mensajes…¡larga vida a las videollamadas!
Pedí mi deseo (y soplé todas la velas). Lo demás no necesito pedirlo. Creo en la magia de que todo va a salir bien. Lo sé. Y no espero que la felicidad llegue de fuera. La llevo muy dentro de mi…¡gracias por hacerme tan feliz!


P.D.: Cumplir años es una (gran) putada…maravillosa. Y aunque lloré (de emoción) mucho ¡reí aún más!

Coco

Info de la foto: ¿A que es bonito el fiestón que me montó mi tropa?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *