Tres eran tres…

abril 13, 2015 | 0 Comments | Sin Categoria

Tres eran tres las hijas de Elena, y los mosqueteros, los reyes magos, los tres cerditos, las protagonistas de «Cómo casarse con un millonario», «El bueno, el feo y el malo»… y unos cuantos más. Pues bien, yo me he dado cuenta de que el número tres es el número exacto de personas para que un equipo de iguales funcione.

Las compañeras de piso en mi «aventura madrileña» éramos tres, los Bacalaos somos tres, mi wassap esta lleno de grupos de tres: «Solo guapos», «Puntada sin hilo», «Las supernenas», «Vaya tres»… y os aseguro que todos esos grupos funcionan a la perfección.

Hacen falta tres puntos de apoyo para asegurar el equilibrio y hacen falta tres personas para asegurarse de que las cosas salgan bien. En los grupos de tres, cada uno tiene su papel, el líder, el opositor y el mediador y sí, el más duro siempre es el del mediador, sobretodo en los grupos de personas de carácter. La parte buena es que los papeles se van cambiando, y cada vez le toca a uno ejercer cada rol.

El numero tres el es ideal para ponerse de acuerdo, porque si hay dos opiniones encontradas, el tercero en discordia siempre tendrá que decantarse por uno u otro lado, y así, ganará la opinión de la mayoría, y las decisiones serán tomadas de manera justa, claro que el que toma partido tiene un papelón! (a mi que no me pillen).

¿Y para salir a ligar? ¡Siempre en equipos de tres! pues no me ha funcionado a mi eso… así cuando una de mis amigas ligaba, yo no me quedaba sola ¿O qué pensabas?.

Tres días, tres semanas, tres meses o tres años, son periodos en los que siempre ocurre algo. Al tercer día de hacer deporte aparecen las agujetas, a las tres semanas de hacer algo todos los días lo conviertes en un hábito, en tres meses cambia el tiempo y a los tres años se consolidan o se rompen las relaciones.

El caso es que el tres siempre significa cambio, movimiento, equilibrio y acción.  A ver si no, por qué contamos hasta tres para empezar algo…o hacemos la cuenta atrás contando desde el 3.

Yo hoy estoy dispuesta a hacer algún cambio en mi vida, así que voy a empezar a contar.

¡Uno, dos y tres! ¡¡¡allá voy!!!

Reyes

Fuente de la foto: Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *