TENDER LA MANO

febrero 17, 2021 | 1 Comments | Coco

¡La que habéis liao, pollitos!¡Vaya trasiego de mascarillas llevamos por vuestra “culpa”!

Desde que la semana pasada Reyes escribiera “EL EFECTO MARIPOSA”, un batallón de bacalaos y una legión de solidarios se pusieron en marcha. Han sido días sin parar, recibiendo mensajes y llamadas pidiendo colaborar como sea, con y sin mascarillas. ¡Vivan las mariposas y viva cada uno de vosotros!
Tender la mano a quien no conoces, en los tiempos que corren, es un valor que escasea. Y vosotros, entre unos y otros, habéis tejido una red de solidaridad para que una pequeña niña masai pueda, durante un año, ir a la escuela con todos los gastos que eso significa en un país como el suyo. Vosotros seréis los responsables de que ella pueda tener cole, alojamiento, manutención completa y actividades extra escolares. Como cualquier otro niño de vuestro barrio, vuestra calle o vuestra ciudad. ¡Cómo sois! ¡Y todo por vuestra “culpa”! Porque vuestro gesto no ha sido sólo comprar unas mascarillas que molan mucho. Lo vuestro va más allá. Vuestro gesto va de eliminar barreras. De invertir en las personas. De luchar contra la desigualdad. De solidaridad…frente a incertidumbre.

Hay muchas maneras de ser solidario. Desde la más pequeña a la más grande, desde la puntual hasta la más comprometida. Todas suman. La solidaridad está en cualquier rincón. Y al alcance de cualquiera. Parece fácil pero no. Hay que tener conciencia. Conciencia de que cada gesto solidario contribuye a conseguir un mundo más justo donde todos podamos disfrutar de los mismos derechos. O, por lo menos, tenerlos al alcance de la mano. Conciencia de que cada persona pobre merece una oportunidad para superar su pobreza. Y por eso, en toda esta historia la OTRA mejor noticia es que, en los momentos malos, siempre hay alguien que saca lo mejor de sí. Porque cuando un corazón se activa y pone en marcha la maquinaria de la humanidad, crea cadenas de solidaridad y ésas son las cadenas humanas más bonitas que existen. Una experiencia que contagia y que no tiene límites porque la solidaridad…puede mover el mundo.

Si hemos conseguido cambiar una vida con las mascarillas -o sin ellas- ha sido gracias a vosotros. Lo que hemos construido con vosotros en estos días, nuestro granito de arena, es…vuestro granito de arena. Y os confieso que por muchas palabras bonitas que he buscado, no es nada fácil ponerle palabras a este sentimiento. Es más. Si hiciera una lista con el nombre y apellidos de cada grano de arena, nunca estaría completa. Dejaría en el tintero a más de un@. Y eso no es justo. Sois una lista viva y sé, porque está pasando, que seguirá creciendo. Una lista donde la solidaridad y el agradecimiento brillan. Como todas las cosas bonitas de este mundo.

GRACIAS.

Coco.

La fotografía la he «robado» del muro de Pedro López Serrano, con su permiso. Él tendió la mano. Igual que vosotros.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

One Comment

  1. Posted by M J García Agramunt on

    Yo también tiendo la mano. Y empatizo con aquello de lo que hablas así que un aplauso a vosotros y a todos aquellos que ayudáis a esta gente.
    MJ


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *