¿Quién es el culpable?

abril 17, 2015 | 0 Comments | Caye

Joder que cabreo llevo, es la típica semana en que todo mi universo está contra mí.

Suena a excusa de las grandes cuando me lamento con esta frase, pero la verdad es que esta semana me siento así.

Y por eso, he decidido hablar conmigo.

¿Quién es el culpable?

YO

Cuando hablo, te escribo y estoy contigo….

Soy exigente, va en mi carácter.

Últimamente, me he dado cuenta de que si llego a un acuerdo con alguien de una manera fácil y sencilla, tengo que desconfiar de este acuerdo. No quiero que me den la razón como a los tontos.

Me  considero una persona de las que les gusta tirar para adelante con todo lo que puede y más, me gusta arrastrar a los que tengo a mí alrededor, involucrándolos en todo lo que hago.

Soy sensible contigo, empatizo y conecto emocionalmente con mis palabras y mis gestos.

Herir tu autoestima no son mis formas, soy más de aclarar cuáles son los objetivos, reconocernos y ponernos a la misma altura. No nos sirve de nada el “Y yo más”.

El reconocimiento mutuo nos va a ayudar en todo esto.

Escucho todo lo que me dices y verifico que te comprendo correctamente con preguntas, que nos van a llevar a donde queremos ir.

Sé que lo desconocido nos da miedo, nos produce ansiedad y muchas veces frustración. Pero si o si tenemos que ir a por ello.

Gritar, amenazar, castigar o mostrarme agresivo y molesto no me va a ayudar a solucionar nada de nada. Y sé que con un poco de humor y distensión se arreglan muchas cosas, por no decirte que todas.

Dosifica, prioriza, separa los problemas, diferencia sus partes y encuentra el punto de equilibrio. Esto siempre nos ha ayudado, y me lo enseñaste tú.

Evitemos centrarnos en “tú tienes la culpa” y en el rencor, ya que todo eso es el pasado y no vamos a conseguir nada de nada. Miremos hacia el futuro y que no nos impidan ver las cosas tan chulas que nos quedan por hacer.

Dejemos a un lado la prepotencia, ya que solo vamos a conseguir empeorar las cosas.

No ignoremos lo que sentimos, ya que las emociones son tan importantes como las ideas.

Vamos a tener que repartir los esfuerzos entre lo que sentimos y lo que queremos solucionar.

El auténtico poder de un equipo radica en cómo se relacionan los que lo componen. Y tú y yo lo sabemos.

Gracias por escuchar las conversaciones con mi Ego.

Caye

Fuente de la foto Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *