¡Qué Blues, qué Mondays ni qué Ocho Cuartos!

enero 21, 2015 | 0 Comments | Coco

Hace apenas dos días sufrimos el Blue Monday. El día que, según los enterados y conforme a una fórmula matemática financiada por una empresa americana, es “el más triste del año”. Por lo visto y lo leído, el tercer lunes de año se nos permite llorar hasta inundar al vecino y dejar que la tristeza acampe a sus anchas. ¿El motivo? Un frío helador, esa nómina que nunca llega, los kilos de más tras el desfase navideño, la maldición de ser lunes… ¡Tú eliges!
Pero ¿Qué pasa con los demás lunes? ¿Qué hacemos el resto del año? ¿Nos comemos los mocos, los llantos y las penas hasta reventar? ¿Queda prohibido patalear, rabiar, chillar o…lo que nos pida el cuerpo?

Mondays y blues aparte, lo que me está pidiendo el cuerpo es limpiar. No soy de esas que creen en señales. Pero sí creo en algo llamado X que me dice cuándo algo no funciona. Y si no funciona, cuanto antes se liquide mejor. Seguro que tú también has sentido algo parecido.

Año nuevo y vida nueva no son lo mismo si no hacemos una limpieza a fondo. Fuera pensamientos tóxicos, gente complicada y que te complica (son los que más ensucian). ¡Eso para empezar! Pero sin violencia ni agresividad. Of course. Porque eso de que la mejor defensa es un buen ataque no es verdad. La mejor defensa es no sentirte atacado. Y si esto pasa es el momento perfecto para hacer hueco a caras nuevas y situaciones que te arranquen más de una sonrisa o, sencillamente, te hagan feliz.

Que todo pasa por algo lo sabemos de sobra. Y lo que nos pasa, sea de la naturaleza que sea, si no nos complace… ¡lejos y sin contemplaciones! Cada uno creamos nuestro propio destino y si dejamos que permanezcan en nuestras vidas más tiempo del necesario, seremos los únicos responsables de nuestro particular “blues”. Una cura de desintoxicación de vez en cuando es muy sano. Plantéatelo así. Y, aunque duela, a veces no nos queda otra que decir adiós. O simplemente hasta luego. Porque está comprobado, sin necesidad de fórmulas ni algoritmos ni nada que se le parezca, que lo que merece la pena vuelve. Y solo por el simple hecho de que te hace la vida más fácil y te alegra el día, sea monday o domingo.

Abre bien los ojos. Te esperan miradas cómplices, sonrisas nuevas, días especiales. No sabes lo que te pierdes si los tienes cerrados.
Y cambia de aires. Fúmate un puro. O dos. Lo creas o no, es lo mejor para desintoxicar. Tú ya me entiendes.
Y así, como quien no quiere la cosa, nos estamos liquidando Enero. Tempus fugit. En breve finalizará un mes de…cambios.

¡Qué blues, qué Mondays ni qué ocho cuartos!

 

Coco

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *