A mi “PLIM”, ¡yo duermo con PIKOLÍN!

octubre 3, 2018 | 0 Comments | Amigos, Coco

El post de hoy es obra de Maku Sirera.  Socia Gerente del Instituto de BioResolución y Mediación, Mediación Workmind.  Se autodefine como conflictóloga y trabaja la psicogenealogía y la sintomatología conductual.

Ella dice que “eres mucho más de lo que piensas. Utiliza tu mente para crear espacios de felicidad y armonía y tu camino de vida será abundante”.  Ha comprobado que la energía está en todas partes, nos rodea y nos crea, por lo que elige el amor como principio y final de la vida.

Si quieres saber más de ella, entra en www.makusirera.com

¡Os va a requetegustar!

Y qué decir me queda que a estas alturas de mi estatura vital me importe mucho lo que

resuene o suene por ahí de mí.

Y qué decir me queda que la opinión de ciertas personas o de algunas influya en mi

hacer aunque sí en el deshacer de las cosas.

A mi “PLIM” ¡yo duermo con PIKOLÍN!

¿Y quién es PIKOLÍN? me preguntan voces al azar

Lo conozco mucho, muchisísimo y se duerme taaaaambién a su lado, con él, es

realmente reconfortante saber qué, mientras el mundo transita en un ir y venir de

acontecimientos, yo duermo con la paz y la calma entre mis sueños.

Y qué decir queda!, tanto es así que ese estado me acompaña casi todo el día envuelta

en sábanas de risas, de esas naturales que huelen a hogar perfecto y seguro, esas, donde

tengo la certeza que me encuentro donde nada puede despertarme de mi sueño.

Pikolín, masajea mis hombros para que los levante sin problemas y separe en ese

levantar el discurso de aquellos que van detrás, ni siquiera sus miradas me conmueve el

importarme con un gesto de choque de piernas al mismo tiempo que sonrío hacia

adelante.

Pikolín, ¡Que majo es él y que majo su despertar! a su lado y con él es brillante observar

como la luz tenue del día va apareciendo sin motivo en prisas, desperezándome entre

planes y propósitos sin más suma que la mía.

Pikolín, tiene la piel mullidita, sin apenas color, ni mucho menos olor a rancio, y aunque

fina, es sólida para arropar cotilleos y desprenderse de ellos en un resbalar

increíblemente tierno, cantando a grito, o más bien con el himno de la Alegría que todo

el que pernocta en makulandia y a su lado canta.

La la la… Recuérdate, respétate y todo será fácil… los demás nada tiene que ver ni saber

de ti que tú no sepas ya… la la la la.

La la la… Recuérdate, respétate y todo será fácil… los que te caminan saben cuidarse y

amarse como son, como eres, construyendo puentes para crecer contigo y a tu lado… la

la la la.

La la la… Recuérdate, respétate y nombra que todo está bien y es perfecto en tu sueño y

en tu vida.

A mí “PLIM” ¡yo duermo con “PIKOLÍN”!”

 

Maku Sirera Pérez

Fuente de la fotografía: Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *