Mi declaración…de intenciones.

mayo 1, 2019 | 0 Comments | Coco

Como cada año, hoy miles de personas en el mundo salen a la calle para celebrar el Día Internacional del Trabajo. Y. como cada año, aparecerán nuevas y necesarias reivindicaciones.
Tranquilos. No tengo la más mínima intención de soltaros el rollo de la responsabilidad, la misión, los objetivos y metas a alcanzar. Tampoco vengo a hablar de la conciliación laboral ni de la equiparación salarial.
No es fácil hablar de todo eso. En mi defensa diré que este blog es…otro escenario y que en días como hoy lo que el cuerpo me pide es hacer una declaración de intenciones. Podréis estar más o menos de acuerdo pero son…mis intenciones.
1. Llegar puntual es el primer mandamiento. Importantísimo ese cafetito mañanero entre compañeros. Ya sabes que es grande ser grande, pero es mayor ser…humano.
2. NO GOOD VIBES, NO FUN. Aparece por la ofi con una sonrisa SIEMPRE. Y usa el humor para decir las cosas. Ya vendrá alguien o pasará algo que se encargue de tus sonrisitas y tu buen humor.
3. El trabajo no es un lugar a donde ir, sino algo que realizas…con muchas ganas .Ser trabajador implica dar lo mejor de nosotros en cualquier oficio. No importa cuál es nuestro trabajo. Sea el que sea, tienes que sentir que ese es nuestro granito de arena para un mundo mejor.
4. Quien tiene un trabajo tiene un tesoro. El trabajar cuesta pero cuesta más el no trabajar y, reconocedlo conmigo, en alguna ocasión… ¡nos quejamos de vicio! A veces sólo depende del ángulo con que miremos las cosas. (“Cuestión de actitud” lo llaman).
5. Haz alguna travesura de vez en cuando para animar el cotarro tipo “desenchufar la máquina del café a la hora punta”. (Ahí lo dejo).
6. Lleva unas galletitas, o algo por el estilo, el día de tu cumple. Al fin y al cabo son como una segunda familia. Recuerda que “somos lo que hacemos cada día”.
7. Encuentra la felicidad en el trabajo o no serás feliz. Todo trabajador merece comprarse lo que quiera que ¡para eso trabaja! (Ahí también lo dejo).
8. Despídete discretamente cuando te vayas de vacaciones. Joden, y mucho, las bromas del gracioso de turno que se despide creyéndose que le ha tocado el Euromillón. Piensa que 30 días pasan en un pispas.
9. Hay que saber decir NO. Respeta tus minutos de respiro. No los regales a la empresa. Trabajas para vivir ¡No vivas para trabajar! Las empresas no tienen alma. Algunas son auténticas jaulas de oro donde, como no te pongas firme, te explotarán delicada y amigablemente sin que te des cuenta.
10. El descanso es necesario y la cervecita afterwork es sagrada. ¿Y si organizas tú la próxima comida de Navidad?

Desearos a todos el mejor día posible. Pese a los grandes cambios habidos en el mundo laboral a nivel mundial, la historia nunca hay que olvidarla. Porque los obreros, ese día histórico 1 de Mayo de 1886, marcaron un antes y después en la historia de todos los trabajadores.

P.D.: Siempre habrá un trabajador al que proteger.

 

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *