Eso o…que me toque la lotería.

junio 12, 2019 | 0 Comments | Coco

¿Sabes qué hay mejor que una siesta en la hamaca? Una reunión familiar de más de cincuenta. Una quedada de esas que te curan de todo y en las que se mezclan generaciones, atardeceres rojos,recuerdos, risas, proyectos… Resumiendo ¡pasándolo bomba!
Y, aunque soy urbana hasta la médula, algún día me gustaría tener un refugio con espacio suficiente para poder reunir a esa gente a la que tanto quiero, hacer unas brasas, comer unas migas y disfrutar de sobremesas infinitas. Un casita de esas que me haga sentir que siempre tendré un lugar al que volver y que dé para todos y para todo: para ver cómo Nadal triunfa otra vez más, para oír a Rosalía, para tocar la guitarra o para ver fotos antiguas y llorar como magdalenas pensando en los momentos que se fueron. Días de esos en los que no haces nada y lo sientes todo. Días de esos en los que es obligado respirar profundamente y acordarte de lo que de verdad importa,de esas cosas que no cuestan nada y te hacen sentir mejor que nunca.
Y, en medio de todo esto, lo que más me apetece del mundo mundial es darme cuenta de que el amor no tiene nada que ver con verte cada día. Es entonces cuando querría detener el tiempo viendo el paso de los años a cámara lenta y en un lugar donde, aunque nada cambie, aún quedan muchas raciones de risas. Siento que mi vida tiene menos horas que las del resto y llevo fantaseando con eso desde que nací, convencida de que si las decisiones que tomamos fueran acompañadas de momentos así entonces todo…sería perfecto.
Supongo que tener ese rinconcito se trata únicamente de una cuestión de tiempo porque cuando crees en lo que dices, y en lo que haces, las fantasías se cumplen.
Eso o…que me toque la lotería.

P.D.: No sé. No me hagáis caso…¿o sí? (será que estoy muy nostálgica últimamente).

 

Coco.

Este rinconcito cubano del primo Jesús en Eurovillas es el único culpable del post de hoy.

¡Que se sepa!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *