LA RESISTENCIA

mayo 22, 2019 | 0 Comments | Coco

Está en nuestras conversaciones, se cuela en nuestras vidas…es la serie del momento. La serie de la que todo el mundo habla. No estás a salvo ni cuando trabajas. Y si de algo hay que cotillear con los amigos…¡ahí está ella!
Francamente, es difícil estar totalmente a salvo de Juego de Tronos (en adelante GoT), sobre todo cuando hay tanta gente dando la brasa con el tema. Filtros y bloqueos en todas partes si no quieres sentirte bombardeado por una serie que a ti…ni fú ni fá.
Si no la has visto te vas a sentir una auténtica marciana. Lo confieso. Su emisión me pilló totalmente desprevenida. Sé quién es la del pelo blanco y poco más. No me interesa nada de lo que pase ahí.
Hay chistes que sólo entenderán los seguidores de la saga. Yo no, por ejemplo. No tengo ni idea de qué me hablan cuando me hablan de ella. Incapaz de seguirla y sobre todo incapaz de entender su fanatismo. No me interesa lo más mínimo.
Si te lo puedes permitir, échale un par y evita cualquier contacto. Yo he sido incapaz. Aún así me siento feliz siendo parte de “la resistencia” porque, afortunadamente, no estoy sola.
Cada vez que oigo algo relacionado con ella, a parte de sentir un cierto rechazo, pienso ¿no tuvimos bastante con el Señor de los Anillos que ahora nos toca tragarnos ración doble de zombis y dragones?
Me da un poco de pereza la historia. Al parecer, todo nace de una saga literaria con personajes que son como la vida misma. Habla de un mundo donde casi todo es posible. (Efectivamente, como la vida misma). “Difícil resistirte”, te dice el de al lado orgulloso de poder explicarte esos momentos únicos que jamás podrá volver a disfrutar de la misma manera. E insiste, una y otra vez, de los buenos ratos que pasó viendo la serie y de todo lo le que hizo volar a su imaginación.
Según parece GoT es inesperada y muy, muy brillante.Todo cuidado al detalle, no hay tregua que valga: luchas de poder, intrigas, sexo (mucho sexo), rencillas, enfrentamientos familiares…¡No esperes que ganen los buenos! Siempre habrá un malvado más malvado que el anterior. ¡Di que sí, fuera tópicos!
A vosotros, a los fans de Daenerys, os doy mi más sincera enhorabuena por haber sabido aguantar estoicamente ese secretismo semanal hasta la siguiente dosis de gente en pelotas, sangre, espadas y tetas. Esa sensación de peligro a todas horas, de miedo constante por poder ver morir a tu personaje preferido, nunca fue para mi. En eso soy una floja sin remedio. ¿De verdad hay necesidad de pasar por todo eso?
GoT no me necesita. Ni yo a ella. Será, para siempre, una de las series más importantes de la historia de la televisión. Y yo jamás diré lo contrario. Pero, sinceramente, no la vivo. No le vi la gracia en momento alguno.
Si, por el contrario, eres lo que llaman un “Virgen de GoT” y te apetece entrar en su comunidad, no te preocupes, siempre hay una primera vez.

Si no te convence, haz como yo…siempre nos quedará la esperanza de que en los libros sea diferente.

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *