El Karma

junio 19, 2015 | 0 Comments | Caye

Esta es una de esas palabras que se ponen de moda para darle un cierto sentido a lo que nos pasa en nuestro día a día. Hace unos años era todo por la ley de Murphy, que si algo podía ir a peor iría, que si la tostada cae siempre del lado de la mantequilla, todo sale mal simultáneamente, todo lo malo se repite, nunca pienses que ya no podrás caer más bajo… Y así hasta todas sus variaciones, todo tenía una explicación por una de las variantes de Murphy.

La ley de Murphy y todos sus colorarios ya no molan, ahora estamos en un momento en el que no nos vamos a centrar en las cosas negativas y en que todo puede ir a peor, ahora es el momento del Karma. Si, los Reyes Magos son el Karma.

Que alguien te putea hasta sobrepasar el límite de tu aguante, no pasa nada déjalo correr que el Karma lo pondrá en su lugar.

Que si llega alguien te bloquea en las redes sociales, mantén la calma que el Karma antes o después tiene que aparecer para restablecer el orden en el universo.

El lunes llegas al trabajo, tienes el correo a tope de tareas y llega tu querido compañero y te deja todas sus tareas pendientes porque él se va de vacaciones, tranquilo, respira y piensa que el Karma lo arreglará todo.

Vas al banco a ver qué ha pasado con tu tarjeta de crédito y no sabes cómo pero te ha cobrado 70 euros por recobro de posición deudora, porque han cobrado por la cuota de dos tarjetas de crédito cuando solo tienes una, relájate y no hagas nada que el Karma tiene un plan para solucionarlo.

Que ves como la gente se llena los bolsillos, por representar a un equipo, a una entidad o a una institución, no hagas nada que el Karma lo arreglará.

El día que el Karma decida arreglar todo lo que tiene pendiente más de uno se queda  solo. Hace poco un amigo me soltó, no seas rencoroso que el Karma lo pondrá en su lugar, y no sé porque pero me imaginé que el Karma era Tony Soprano.

El Karma es el conformismo, el no hacer nada, el escurrir el bulto, el no comprometerse, el ya vendrá otro y lo arreglará.

Ahora de ti depende el encomendarte a el Karma o el vivir y  ser consecuente de todo lo que haces y dices.

Y recuerda  no culpes al Karma de lo que te pasa por ser gilipollas.

Caye

Fuente de la Foto Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *