Es difícil.

mayo 6, 2019 | 0 Comments | Amigos, Reyes

Ana Soler es una de las personas más valientes que conozco, por no decir la que más. Nuestros caminos se cruzaron en una oficina hace 14 años y en el tiempo en que mi camino sigue detenido ahí, el suyo ha recorrido ya medio mundo (literalmente) y la ha llevado a Isla Mujeres donde ahora vive, trabaja y disfruta de la vida que siempre soñó.

El texto que vais a leer lo he robado (con permiso) de su instagram @ana_so_ler porque creo que refleja perfectamente el «Espíritu Bacalao» y porque no puedo quedarme para mi sola algo tan maravilloso.

Gracias Ana por tu valentía y por tu generosidad al regalarnos esta reflexión que seguro que a muchos hace pensar. Te quiero y te admiro a partes iguales.

Reyes

Es difícil.

Es difícil escoger un camino diferente. Difícil no responder a lo que los demás esperan de ti. Y sobre todo, lo más difícil es hacer lo que quieras sin sentir que traicionas a quien te quiere y mira por ti.

Pero al fin y al cabo supongo que eso es crecer y, aunque a veces la vida no lo pone fácil, de eso va todo esto. De asumir riesgos y responsabilidades según lo que te dicen tus instintos. Cayendo y levantándote las veces que haga falta. Viviendo tu vida y no la de nadie más. No la de tus padres, no la de tus amigos. La tuya.

Porque el tiempo no vuelve y los veinte o los treinta tampoco. Nunca más vas a ser tan joven, tan «temerario» y nunca vas a estar tan lleno de energía.
Porque al final todo se resume en ser coherente, EN SER TÚ. Pase lo que pase y caiga quien caiga. Y es especialmente doloroso si quien tiene que caer es alguien a quien quieres y no quieres decepcionar. Pero chica, qué le vamos a hacer, en el camino de la honestidad siempre habrá bajas. Y si tengo que elegir, me elijo a mí!

En mi familia (como en todas) hay una ley no dicha que igualmente está muy presente. Tienes que tener seguridad. La seguridad de un buen puesto de trabajo, una buena casa, un buen coche. Las aventuras no son especialmente bien consideradas, más bien son locuras, es ir dando bandazos de un lado a otro.

Pero es que yo nunca elegí un camino como el de los demás y siempre me sentí tan diferente por ello!

No estudié cuando todo el mundo de mi edad lo hacía. No me compré la mejor casa, no invité a nadie cuando me casé ni tampoco tengo un súper trabajo.

Me he salido siempre que he podido del mandato familiar pero nunca fui consciente de estar sufriendo las consecuencias: la mala conciencia de no seguir el camino de la seguridad. Así que he hecho casi siempre lo que me ha dado la gana, pero una vocecita interior no me dejaba disfrutarlo.

Es por eso que este viaje me ha dado tanto!! Soy una outsider, a mi modo siempre lo fui y el querer ocultarlo me llenó de infelicidad. Recuerda: TU CAMINO ES TUYO Y DE NADIE MÁS. Y al que no le guste: Fuck it, bro!

Ana Soler

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *