CUANDO LA COSA VA…LENTÍN

febrero 15, 2017 | 0 Comments | Coco

Nena, créeme. Si le pediste un deseo a San Valentín y pasó de largo, hoy te voy a contar una verdad de esas de las que nadie habla pero todos saben: la cosa del amor va…letín.

¿Acabas de darte cuenta que hay muchos peces en el mar? ¡Bienvenida! ¡Déjate ya de mariposas en el estómago! Los hay que aún creen que todo está escrito. Y no. Esto no es cuestión de cuentos. Es cuestión de…tiempo.

Amar es un arte que se cocina a fuego lento. Pero, sinceramente, es un trabajo agotador. Aun así, tenlo todo preparado porque algún día, en algún lugar, llegará la presa. Y, mientras la cocinas, pídele besos sin promesas. Juega sin trampas. También puedes cerrar los ojos y amarle a ciegas. Hazle locuras. O perded la noción del tiempo. ¡Llevamos la ilusión en la sangre! ¡No finjas la vida!

Y, cuando empiece a cocer, no te conformes. No aceptes sin más. Escuchad a la Simone. Añade a la olla kilos y kilos de delirios, gritos, suspiros y…bostezos. Dejad el lado sensato y daos un capricho. Haced la vida sin prisas. Que se mezclen los días con las noches y las noches con los días. Buscad el desorden. Trátale como a tus vicios y haced que no parezca amor.

Y…¿mañana? Mañana mírate al espejo y disfruta de tus ojeras. Nada te hace más bonita que unas ojeras bien puestas. Hará frío. O quizás no. Pero no importará.

Merece la pena sentir todo esto…y más. El amor es lo que tiene.

Atrévete. Las cosas funcionan así. Y si no sabes, aprende. Sigue las instrucciones y verás cómo tu deseo será concedido.

Ahora…dale al fuego.

 

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *