Carta a mi mejor amigo

mayo 11, 2015 | 0 Comments | Sin Categoria

Si, esto que vas a leer es una carta, aunque no está escrita con papel y boli ni la has recibido en el buzón de tu casa como me hubiera gustado, pero ya sabes que soy de dejar todo para última hora y no me da tiempo a otra cosa, así que te tendrás que conformar.

Amigo:

Hoy es un día especial, por lo que tú y yo sabemos, tan especial como cada día en el que hemos compartido un café, un vino, unas risas o una de nuestras conversaciones inspiradoras. Hoy es el día en el que quiero contarte lo que siento y por qué te llamo AMIGO, así en mayúsculas y con todas las letras A M I G O.

He empezado diciendo que esta es una carta a mi mejor amigo, así en masculino, con una “O” bien grande porque eres mi amigo, no mi amiga. Porque amigas también tengo, pero no se por qué razón siempre he tenido más conexión con los chicos en determinados niveles de amistad, aunque para la mayoría de la gente la amistad entre hombres y mujeres no se entienda como “algo normal”.

Tú eres mi mejor amigo, pero sabes que no eres el único. No se si eres celoso pero yo no lo soy, y tengo varios mejores amigos de la misma manera que no me importa compartirte. Es más, para mi es un orgullo saber que mis mejores amigos tienen otros mejores amigos, significa que los he elegido bien. Además de mi hay más gente que los quiere y eso debe ser por algo. ¿O no?

Te quieren, pero no se si te quieren como yo, porque yo te quiero principalmente de manera egoísta. Si, egoísta. Te quiero porque eres bueno para mi. No me vayas a entender mal. Eres bueno para mi, porque la influencia que ejerces sobre mi, me hace ser mejor.

Contigo puedo ser 100% sincera. Te puedo decir lo que pienso tal cual y no necesito filtrar mis ideas ni mis sentimientos por el “¿Qué pensará?”. Pienses lo que pienses, me lo vas a decir igual, lo se, y me reconforta.

Me ayudas sin juzgarme, me das tu opinión, pero no esperas que te haga caso, tengo la libertad de ser yo la que tome mis decisiones, y no me lo echarás en cara.

Me haces pensar. Mi mente da muchas vueltas, y con nuestras conversaciones, muchas más. Me ayudas a ser mejor persona, mejor profesional y mejor amiga.

Contigo he aprendido muchas cosas, a ser paciente, a ser fuerte, a retirarme cuando no tengo las de ganar, o cuando no tengo la razón.

Algunas veces, las menos, he sido yo quien te ha puesto las pilas, y lo mejor ha venido cuando me has dado las gracias. No hay nada mejor que escuchar a un amigo darte las gracias. Así que déjame que hoy te las de yo a ti.

Gracias por ayudarme a ser quien soy, por animarme a asumir retos, por aconsejarme que le restara importancia a las cosas que no la tienen y por alentarme para que cada día de un paso más de camino a mi objetivo.

Gracias por dejarme tu hombro para llorar, por celebrar conmigo mis éxitos y compartir los tuyos. Gracias por esos días de sushi, que son un paréntesis a la monotonía y que me ayudan a escaparme muy lejos aunque solo sea mentalmente.

Gracias por ayudarme a imaginar como puede ser mi vida en un futuro que cada día veo menos lejano.

Gracias por dejarme formar parte de tu vida y ser una parte tan importante en la mía.

Gracias, simplemente por estar ahí.

Te quiero, amigo.

Reyes

P.D.: Sabes que la carta es para ti, aunque a los demás seguro que también les sirve. 😉

Fuente de la imagen: Pinterest

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *