¡BINGO!

enero 29, 2020 | 0 Comments | Coco

Después de un paréntesis forzoso poco a poco voy volviendo a la normalidad. Pero, como bien repite Susana cada vez que voy a su consulta, el cuerpo es muy vago. (Creo que esto ya os lo he comentado en alguna otra ocasión. Si es así, ahí va de nuevo).


No soy nada deportista. Alucino con los runners, me espanta eso de “zumba” y mis piernas tiemblan sólo de oír la palabra spinning. ¡Suena a puro entrenamiento militar! Pero afortunadamente no estoy sola. Hay mucha más gente de la que imaginaba en este “lado oscuro” de la vida. Somos muchos los que formamos el pelotón de los vagos. De esos que siempre tienen una buena excusa para no ir al gimnasio.
Antes de tirar la toalla lo he intentado infinidad de veces. En todas ellas mi cuerpo siempre decía que sí pero mi cabeza, a pesar de estar inspirada, decía que nones…y, al final, siempre ganaba ella.
Dicen que reconocerlo es el primer paso para poner remedio a algo. Lo que sea. Así que, una vez reconocí que era la más torpe y vaga del mundo fitness y sabiendo que para todo hay remedio, puse toda la atención en que el ejercicio estuviera a mi servicio y no al revés. Y ahí fue donde descubrí que pilates es un deporte “no deporte” y que no necesita un despliegue brutal de bíceps, tríceps y abdominales. Sólo respiración, concentración, relajación…y me entretiene. ¡BINGO!
Años después de adiestrar mi cuerpo a base de estiramientos me he hecho amiga también de otro deporte, el remo, porque me da la vida y estoy donde más me gusta, en el mar. La energía que descarga el grupo de remo y nuestro timonel me tiene enganchada. Me hacen seguir adelante cuando estoy bajo mínimos y el vinito de los viernes después de la clase nos ha unido…¡y mucho!

Honestamente, y visto lo visto, a mi todo eso me ha servido para cogerle el gusto a eso del ejercicio. Ahora bien, dicho esto, eso de volver a poner la maquinaria en marcha y trabajar las lorzas post navideñas, no está siendo fácil.

Que conste.

Coco.

Fuente de la fotografía: Pinterest.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *